Suplementos, ¿son necesarios?

Estamos rodeados de exceso de información y muchas veces, la mayoría es contraproducente, ya que quitar el grano de la paja es complicado. En el mundo del fitness y del culturismo se utilizan mucho los suplementos deportivos, de hecho yo los uso de forma  habitual, es algo muy normal. Digo esto porque todavía hay mucha gente que te ve tomando un batido de proteinas post-entrenamiento y te mira con cara rara, seguramente pensando…¡qué estará metiéndose ese!.

Es una pena que la ignorancia, el desconocimiento y sobre todo los prejuicios no nos dejen ver el claro tras el bosque. Si ves a una persona deportista tomarse un batido delante tuyo, no te preocupes que no será nada malo, porque generalmente cuando todos, en nuestra vida, hacemos o vamos a hacer algo que no queremos que nos vean, seguro que no te pones delante de todo el mundo a hacerlo, ¿no?, pues en este caso es igual, lo toma delante de todo el mundo porque es algo normal.

Dicho esto, decir que también del otro lado hay mucha ignorancia, me explico, si antes os comentaba que la gente te mira raro por ese batido post-entreno, también hay muchos que lo toman que se piensan que se van a poner cachas por tomárselo. Seguramente, no sabrán qué cantidad ni cuando lo deben tomar, pero se lo toman, que algo hará, ¿no? jajaja. Al final es cuestión de estar informados, pero bien informados  ya que en internet podemos encontrar de todo, así que porque volvemos al principio del post, el exceso de información no es nada bueno, si no sabes utilizarlo.

Muchas personas que acuden al gimnasio, lo digo desde mi propia experiencia, me preguntan qué tomo, como si fuera el brebaje milagroso que te pone estupendo y estupenda, tengo que confesar que alguna que otra vez, suelo contestar eso mismo… «es un brebaje milagroso, pero si te lo cuento, tendría que matarte», jajaja¡¡¡ alguno se queda ahí mirando al infinito, asimilando mi respuesta, jajaaa, preo seguido le digo..¡son proteinas! y nos echamos una risas.

 

 

Recuerdo siendo un crio todavía, cuando empecé a ir al gimnasio, veía cómo entrenaban con una intensidad que ahora mismo no veo en los gimnasios. Quería ser como ellos, me sentía atraido por esa pasión y esfuerzo, era muy motivador la verdad, os hablo de 1987, 88 más o menos. ¿Porqué os cuento ésto?, me explico, yo también fui un ignorante, un flipadillo de las pesas, devoraba las revistas de culturismo, pero sobre todo y a ésto es a lo que quería llegar, me perdían los anuncios de publicidad con cremas milagrosas para ganar músculo rápidamente, batidos que aumentaban tu masa muscular en días, protinas que te hacían crecer los músculos como a un culturista.

No me estoy inventando nada ni exagerando lo que te ponían en esos anuncios, era tal cual… y claro, eres un crío, quieres ponerte cachas ya mismo, y ves esas cremas, esas proteinas y esos productos milagrosos, ¡que te los compras¡ jajaaa.

Tengo que reconocer que me compré esas cremas que te dabas por todo el cuerpo para que tus músculos crecieran, patético si lo piensas, pero era puro desconocimiento, lo que le pasa ahora a mucha gente. En aquellos años no había internet, sólo tenías para informarte las revistas y qué más quiere el ciego que ver. Si me dicen que en unos días me pongo cachas con sólo darme una crema, a ver quién es el guapo o guapa que no lo compra, aunque sea por probar, jejejeje. Qué tiempos aquellos, la verdad, vendita ingorancia, éramos muy niños en todos los aspectos.

En la actualidad, es impensable ver un anuncio con esos reclamos, nadie se lo tomaría en serio, ¿quién se va a creer que dándote una crema te van a crecer los músculos? jajajaa…

…espera, que algunas cremas reductoras te hacen marcar abdominales, jajajaja, te cuento algo, como no tengas un bajo porcentaje de grasa, no marcas abdominales ni de coña, (aunque te pongas hasta arriba de cremas reductoras y te mates a hacer abdominales).

Después de todo, siguen vendiéndonos la moto de los brebajes y unguentos milagrosos, y seguimos callendo. Por eso dicen, que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Yo pienso que tropezamos todos más de una vez, eso seguro.

Volviendo al tema, no hay productos milagrosos, te lo curras o no hay nada que hacer, tanto con el entrenamiento como con la dieta y si a eso le añadimos una buena suplementación, estamos más cerca de conseguir nuestro objetivo de la forma correcta.

La buena alimentación es algo básico para que nuestro organismo funcione correctamente y nos sintamos sanos, esto es algo que todos lo sabemos o deberíamos saber, porque a la hora de enfrentarnos al reto de ir al gimnasio y conseguir nuestro objetivo, lo normal es que nuestra alimentación sufra un cambio. Al comenzar la rutina de entrenamientos se comienza a realizar una dieta, a mi no me gusta la palabra «dieta», prefiero decir que la gente comienza un nuevo «estilo de vida», comer sano, cuidarse… y tengo que decir que la buena alimentación es tan o más importante que el entrenamiento.

Dependiendo de nuestro objetivo, comeremos de una forma u otra, si por ejemplo queremos aumentar nuestra masa muscular, lo importante serían la ingesta de proteinas durante las comidas, hasta cubrir el requerimiento necesario. Es necesaria para la creación y reconstrucción de nuestros músculos, huesos, tejidos… La podemos consumir de forma «natural» por ejemplo mediante carne, pescado, huevos… o mediante la suplementación, el típico batido de proteinas que seguramente habrás visto tomar a más de uno en el gimnasio.

Los suplementos deportivos nos ayudan a cubrir ciertas necesidades en nuestra alimentación causada por el entrenamiento, que de otra forma no estarían del todo cubiertas, o nos ayudan a aumentar esa proporción, complementan nuestra alimentación, y en ningún caso la pueden sustituir. Al tomar suplementos no esperes grandes mejoras pero si que te van a echar una mano en tus progresos.

Lo que quiero decir es que según el tipo de suplemento o suplementos que tomemos obtendremos unos beneficios u otros, siempre es recomendable que no te pongas a tomar suplementos a lo loco, porque vas a tirar el dinero. Lo mejor es que tu entrenador (que ya lo hará) te indique qué suplementación en concreto necesitas, cómo y cuando tomarla.

Para terminar deciros que se puede entrenar en el gimnasio sin ayuda de suplementación, a base de un buen entrenamiento y una buena alimentación que nos aporte todo lo necesario, pero también hay que ser realistas, si queremos progresar, que nuestros músculos crezcan, y dar a nuestro organismo ese pequeño empujón hacia el éxito, la suplementación te ayudará sin duda.

 

 

 

Por |2019-04-02T18:10:24+00:00mayo 12th, 2015|Nutrición, Suplementos|Sin comentarios

Deja tu comentario