Consigue un abdomen plano, no más barriga.

A quién no le gusta tener un abdomen plano, a todos por supuesto, tanto a hombres como a mujeres nos encanta esas parte del cuerpo, pero también es la más puñetera a la hora de ver resultados. Todo lo bueno cuesta amigos.

A la mayoría de los mortales en cuanto cogemos unos kilitos de más, se nos van a las mismas zonas, a la barriga y al culo, no falla, pero si además tenemos propensión a almacenar grasa en esas zonas concretas, la verdad, tienes un problema añadido. Pero no todo van a ser cosas negativas, aquí no estamos para desanimar a nadie, sólo expongo hechos, nada más y sabiendo a lo que nos enfrentamos podremos ponerle remedio.

Te voy a contar un secreto a voces, aunque hay mucha gente que todavía no se lo cree o pasa, te cuento… no importa la cantidad de abdominales que hagas, ni con los 3000 que debe hacer Ronaldo te van hacer sacar los abdominales, la única forma es tener un bajo índice de grasa en esa zona, de esa forma los «abs» saldrán solos. Pero por eso no dejes de entrenarlos ¿ok? es un músculo y hay que entrenarlo.

Para tener un bajo índice de grasa es FUNDAMENTAL llevar una correcta alimentación, según en la fase en la que nos encontremos, por ejemplo la gente que compite y está en fase de definición, necesita tener un elevado déficit calórico muy controlado, de esa forma es cómo se lucen esos perfectos abdominales. Para la gente normal, digamos los no competidores, con tener un déficit calórico controlado en nuestra alimentación y con un buen entrenamiento empezaremos a notar cómo esa tripita o barrigón, jajaja¡ va poco a poco bajando.

Importante, no os fijéis solo en vuestro peso, ¿ok?, es un error basarse sólo en vuestro peso, ya que éste puede variar por mil razones, acumulación de agua, por el periodo… el peso es únicamente otra medida a tener en cuenta nada más, lo mejor es mediros el contorno de la cintura y sacaros fotos del comienzo y cada 15 días para ver los progresos. También es bueno mirarse en el espejo, ya que según mi experiencia, al final es cómo te veas, no importa si pesas por ejemplo 70kilos y estás estupendo o estupenda, que si pesas 70 kilos y estás fofo y regordete, el peso es el mismo, pero la apariencia es totalmente distinta.

Vamos a ver qué podemos hacer para empezar a sacar esos abdominales.

Lo primero de todos es la actitud, si, hay que estar con las pilas puestas, dispuestos a darlo todo por conseguir esos «malditos» abdominales, así que APTITUD POSITIVA, ¡yo puedo hacerlo!

Para empezar debes cambiar tus hábitos y ser constante, hay que empezar una dieta baja en calorías y empezar una rutina de entrenamiento por lo menos de 4 días a la semana, si nos la prepara un entrenador personal mucho mejor, que mirar por nuestra cuenta por internet. Vamos a darle caña con determinación y mucha, mucha fuerza de voluntad, ahí radica la clave del éxito, en ser constantes y no dejarnos arrastras por el lado oscuro, así con un entrenamiento de fuerza, cardio y tu dieta, tus abdominales seguro que aparecen.

 

Te voy a dar una recomendaciones para que cuides tu alimentación:

Debes evitar el consumo de grasas malas, fritos, comida basura en general.

Olvídate de los refrescos con azúcar, pastelería industrial, (reduce los carbohidratos y azúcar).

Debes beber agua, mínimo 2 litros, aunque yo soy más de 3 litros al día.

Evita el alcohol, tiene muchas calorías y hará que tu cuerpo almacene el resto de nutrientes.

Consume proteinas, es un macronutriente que te ayudará combatir la grasa  y tener mayor sensación de saciedad.

La fruta y la verdura son tus aliados, así que ya sabes.

Fibra, avena, semillas de chia, legumbres… muy importante para tu regulación.

Debes comer 5 veces al día, así tu metabolismo siempre estará activo y tendrás menos ganas de picar entre horas.

Té verde, gran aliado para reducir grasa de tu vientre y si le añadimos Cola de caballo, mucho mejor.

Relájate y duerme bien, la falta de sueño y el stress, son nuestros enemigos para perder grasa.

 

Y unos consejos para tu entrenamiento:

Mínimo 3 días de cardio de alta intensidad (HIIT), si es en ayunas mejor.

Entrenamiento de fuerza, 4 días a la semana te ayudaran a la quema de grasa.

Ejercicios específicos para abdominales superiores e inferiores.

Abdominales hipopresivos, le darás ese punto extra a tu entrenamiento.

 

Con estos pequeños consejos ya tienes una idea un poco más clara de cómo enfocar esa pérdida de grasa abdominal, piensa que reducir grasa de una zona concreta es muy complicado por no decir imposible, así que a la vez que bajas esa acumulación de grasa para descubrir tus abdominales, también bajarás grasa en general.

En otro post, hablaré de forma más extensa sobre cómo enfocar la dieta y el entrenamiento, ahora sólo quería dar unas pinceladas para aclarar las ideas.

 

Por |2019-04-04T15:45:07+00:00abril 3rd, 2019|Entrenamientos, Estilo de vida, Nutrición, Salud|Sin comentarios

Deja tu comentario